Thursday, July 19, 2018
  • English (United Kingdom)
  • Español(Spanish Formal International)
  • Português (pt-PT)

Un sistema de cámaras inteligentes aumenta la seguridad de la conducción

Científicos de la Universidad de Tel Aviv, en Israel, están desarrollando un sistema que permitirá que los coches nos adviertan de potenciales peligros en la carretera, antes incluso de que nosotros nos percatemos de ellos.

Cuando conducimos y de repente se nos cruza algún obstáculo, por ejemplo un niño que sale a la carretera a buscar su pelota u otro coche que acaba de patinar, debemos reaccionar en un periodo brevísimo de tiempo para evitar la catástrofe.

Que nuestras reacciones (un desvío o un frenazo, por ejemplo) resulten eficientes depende en gran medida de que percibamos correctamente y a tiempo el peligro.

Una investigación previa de los científicos israelíes demostró que un sistema rápido de alerta puede ayudar a reducir los riesgos, las fatalidades y las lesiones graves de los accidentes en carretera.

Por esta razón, el ingeniero Shai Avidan, del departamento de Ingeniería de la Universidad de Tel Aviv, se puso manos a la obra con sus colaboradores de General Motors Research Israel, con el fin de intentar incorporar a los coches un sistema inteligente de alerta, basado en cámaras inteligentes y algoritmos, que haga de los automóviles un medio más seguro, y ayude a proteger a los peatones.

Avidan es un experto en procesamiento de imágenes, cuyo trabajo está centrado ahora mismo en crear los algoritmos avanzados necesarios para hacer que cámaras instaladas en automóviles sean capaces de detectar amenazas, advertir a los conductores e, incluso, de tomar las decisiones más oportunas en una fracción de segundo.

Según publica la Universidad de Tel Aviv en un comunicado, el principal desafío para lograr que un sistema de estas características funcione es conseguir que éste reconozca a la gente, la distinga de otros objetos que se mueven, y sea capaz de reaccionar, todo de forma casi simultánea.

Avidan espera que su trabajo, en última instancia, sirva para que se puedan fabricar coches inteligentes, y para que las carreteras sean mucho más seguras.

Cámaras con algoritmos

Actualmente, los coches no se diferencian mucho unos de otros: todos tienen motores, asientos y volantes para controlar la dirección.

Sin embargo, productos novedosos están añadiendo a los automóviles otra dimensión, haciéndolos cada vez más inteligentes. Uno de estos productos es el sistema de cámara inteligente desarrollado por la compañía israelí MobilEye, con la ayuda de Avidan.

Una cámara inteligente podría definirse, a grandes rasgos, como un sistema de visión que, además del circuito de captación de imágenes, posee una tecnología que le permite extraer información con aplicaciones específicas a partir de las imágenes captadas.

El sistema de cámara inteligente de MobilEye y Avidan ha sido ya utilizado para detectar vehículos y rastrearlos a tiempo real.

Lo que Avidan pretende añadirle es una tecnología que permitirá a estas cámaras “ser conscientes” de lo que ocurre en su entorno, de distinguir peatones y de alertar a los conductores en caso de riesgo.

Para ello, tendrá que desarrollar un método de categorización de los objetos detectados en movimiento, de forma fiable y rápida. El método estará basado en la combinación de potentes algoritmos destinados a reconocer y rastrear cosas.

Tecnología y seguridad

El resultado final será que, gracias a este sistema, por ejemplo, los conductores contarán con una ayuda extra para “ver” vehículos en los puntos ciegos, para esquivar obstáculos más rápidamente o para bloquear de forma automática la apertura de una puerta del coche, en caso de que un ciclista al que no hemos visto se acerque al vehículo a toda velocidad, entre otras ventajas.

De conseguir que dicho sistema funcione, éste podría tener otras aplicaciones, según Avidan: si las cámaras puedan reconocer con exactitud todos los objetos que se mueven en el mundo físico, podrían ser utilizadas en la fabricación de coches autónomos. Asimismo, la tecnología subyacente a este sistema podría aprovecharse en juegos de ordenador, en los que serviría para rastrear los movimientos de los jugadores.

El esfuerzo de los científicos israelíes no es el único que se está realizando en el mundo para intentar aumentar la seguridad de los automóviles usando la tecnología más avanzada.

En Tendencias21, hablamos recientemente de un proyecto de la compañía Volvo con el que se está intentando imitar el modo de ver y de volar de las langostas, para desarrollar un sistema capaz de evitar que los coches atropellen a un peatón o choquen contra otro vehículo.

Los ingenieros de Volvo se centraron en estos voraces insectos porque éstos tienen la capacidad de transmitir las entradas visuales de manera instantánea a las células nerviosas de sus alas, sin que pasen por el cerebro, reduciendo así el tiempo necesario para reaccionar. En este caso, el gran reto del desarrollo radica, como en el caso de Avidan, en el algoritmo, que debe ser susceptible de ser trasladado al sistema informático de seguridad de un vehículo.

www.tendencias21.net

PATENTS AND CERTIFICATES